martes, 15 de enero de 2013

Eterno retorno.

Goya. La cometa.
Ante la aprobación inminente de la enésima reforma educativa, he querido "cortar y pegar" el texto que escribí en el año 2004 con motivo de la aprobación de la LOCE. 

¿Réquiem por de la educación física?

Los sobresalientes y desgraciados acontecimientos que están convulsionando la actualidad permiten que otras cuestiones de suma importancia estén pasando desapercibidas; una de ellas la mal llamada Ley de Calidad de la Enseñanza (LOCE). 

Como educador, profesor de Educación Física, compruebo indignado como uno de los decretos que pretende desarrollar esta infausta Ley, va a suponer en la práctica la liquidación de una de las materias mejor valoradas por los estudiantes: la Educación Física, veo como una de las propuestas curriculares de mayor calado pedagógico, se va a convertir en un residuo educativo; pues se prevé bajar el horario mínimo de la materia, de dos, a una hora semanal.

Ante este panorama muchos docentes queremos dar las gracias a la ministra  (hoy famoso e hiperactivo ministro) por impedir que los niños y las niñas sean educados en la adquisición de hábitos de vida saludables y activos; dar las gracias por estrangular una materia que apuesta por una educación que fomenta la responsabilidad social e individual. Mil reconocimientos por impedir que a los chavales se les hable de ellos mismos, se les enseñe a cuidarse y alimentarse, a ocupar su tiempo de ocio de forma positiva, o a construir una significación corporal individual y no estigmatizada. En fin señora  ministra,  gracias por negar a niñas y niños la oportunidad de ser educados de forma integral [...]. 
Los profesores/ras de Educación Física hemos recibido su mensaje nacional-católico: más sotana y menos chandal, más dogmatismo en las aulas y menos espíritu abierto y crítico. Hemos entendido que a ustedes la educación, o no les interesa, o piensan que es algo tan importante que no puede dejarse en manos de los profesores ¿verdad? [...].

A ese pegote grotesco de despropósitos que ustedes llaman Ley de Calidad, y lo hacen sin reírse, les sugiero una iniciativa a modo de absurda guinda: por favor saquen del sistema educativo a todas esas rancias disciplinas humanísticas sin interés: La Música, Plástica, Educación Física, la Filosofía, pero no intenten engañar a nadie reduciéndolas al absurdo.
Qué paradoja contemporánea tan lamentable: el Ministerio de Cultura, Educación y Deportes, se enfrenta a la cultura, atropella la educación. Los profesores entendemos que educar consiste en trabajar para transformar las dificultades en posibilidades, pero: ¿Qué es para la el Ministerio la educación?"

Desgraciadamente, una vez más,  parece que estamos en las mismas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


NECESITAMOS DOCENTES DECENTES